Byron Mina

El lateral Byron Mina prueba su técnica en el lienzo. El futbolista también se destaca como pintor. Foto: Galo Paguay /BF.

Indignado 0
Triste 0
Contento 0
27 de marzo de 2018 18:28

Byron Mina, el futbolista con alma de pintor

David Paredes

Las paredes de la casa de Byron Mina, lateral del Aucas, están vacías. No hay cuadros o adornos que decoren su nueva vivienda. Apenas tiene dos meses en su nuevo hogar, en el sector de Capelo. Toda su colección pictórica aún está en Guayaquil.


No se confunda. Mina no es coleccionista. Él es pintor profesional de la Casa de la Cultura y Bellas Artes del Puerto Principal. Desde que era pequeño aprendió a usar el pincel y a plasmar con óleo todas sus frustraciones y alegrías. Parte de su obra ha sido dedicada al fútbol, aunque considera ser un maestro del realismo.


“Antes de ser futbolista fui artista. Desde pequeño vi a mi papá, que es ingeniero civil, trabajar con escuadras y lápices. Siempre fui curioso y aprendí a dibujar”, dice algo nostálgico el lateral esmeraldeño, de 26 años.


Mina pinta para expresar sus emociones. A veces se le vienen ideas de paisajes o retratos que necesita plasmarlos en alguna parte. Además utiliza el arte como forma de relajación.


“Lo uso como forma de expresar lo que siento. Quiero dejar una huella transformada en cuadros. Quiero que mi arte sea reconocido y que alguien vea mi obra y diga ese es un Mina”, asegura el lateral de ‘Papá’ Aucas, que además de pintor, también es bachiller en Mecánica Industrial.


En su casita en San Lorenzo, Esmeraldas, era común ver los dibujos de Mina regados por el piso de la habitación. Cuando era niño estuvo obsesionado con dibujar todo. Creció entre superhéroes y paisajes en blanco y negro.


“Era bueno dibujando, pero no sabía pintar. Siempre que quería darle color a mis obras terminaba dañándolas”, confiesa.


Ahora se volvió experto. Gracias a la dirigencia de Emelec, que le pagó la carrera de arte, y a su maestro Medardo, pudo mejorar su técnica.


Sus cuadros están colgados en las salas de sus colegas Pedro Quiñónez, Miller Bolaños, Marcelo Elizaga, Marcelo Fleitas (a ellos les hizo retratos) y Jorge Sampaoli, actual DT de la Selección de Argentina. Eso sí, todas las pinturas tuvieron un precio.


Dependiendo el tamaño, un cuadro de Mina puede costar entre USD 500 y USD 1 200. Ahora, este artista y futbolista está armando una exposición en la que busca reflejar todo lo que padecen los futbolistas desde sus inicios. La ‘expo’ tendrá el nombre ‘Mi mundo es un balón’.


“Quiero que en esta serie de cuadros se exprese todo lo que pasa un chico que quiere ser futbolista. Los niños que se inventan que tienen zapatos o balones”, confesó este artista a ÚLTIMAS NOTICIAS.


Las técnicas que emplea son distintas. Es fanático del óleo y el pincel, pero también ha experimentado con la espátula para dar texturas.


Su primera obra aún está colgado en la casa de su mami. Ella es dueña del primer Jesucristo que pintó Byron Mina.


No es fanático de pintar desnudos. Una vez, cuando aún era adolescente, una chica mayor le pidió que le hiciera un cuadro tal como vino al mundo. Se puso nervioso y no logró ni empezar la obra.


Ahora en Aucas está concentrado en su carrera futbolística y en terminar los cuadros de su exposición. Todo su material se quedó en Guayaquil y su esposa le prometió traerlo a su nueva casa.


“Me pican las manos por volver a pintar. Hay veces que salgo del entrenamiento y paso por galerías para ver materiales”, confiesa.

Byron Mina

Estos son algunos de los cuadros que ha pintado el lateral Byron Mina. Foto: Archivo particular.


Te puede interesar: