Jorge Cruz Silva es un periodista y profesor que pasa sus días en aulas universitarias pensando y hablando de los medios, las noticias y la cultura de masas. Fue parte del equipazo de Últimas Noticias entre 2006 y 2010. En Twitter es @eljacso
Indignado 0
Triste 0
Contento 1
jueves 12 de octubre 2017

Renovación no, reencarnación sí

Jorge Cruz
Opinión (O)
Twitter: @eljacso

Los futboleros creemos en la reencarnación, en Brasil constantemente están buscando al nuevo Pelé, en Holanda a otro Cruyff y acá daríamos todo porque alguno la emboque como Spencer. En Venezuela aún no sabe de quién es la reencarnación en el cuerpo de su arquero Wuilker Faríñez. Creemos que de forma mágica y mística va a aparecer una joya en una cancha periférica y a punta de gambetas y goles llegará a Primera, Europa y al Mundial. Pero no, no todos somos Messi.


Acá lo que se necesita es trabajo, visión y compromiso con los jóvenes. Necesitamos formativas serias, en donde los chicos tengan gente que los lleve a través de todas las categorías. No todos llegarán, pero si miles de muchachos en el país son parte de un proceso bien trabajado, de seguro encontraremos 18 para juntar y enfrentar los torneos internacionales.


Proceso, esa es una palabra que se utiliza y se tira a cada instante en el fútbol ecuatoriano. “Se terminó el proceso de Quinteros”, “Célico quiere iniciar un nuevo proceso”. Una de las definiciones de la Real Academia sobre proceso es la “acción de seguir una serie de cosas que no tiene fin”. Ese es el tipo de PROCESO que necesitamos, uno que inicie y no termine con los nombres, que no dependa si te llamas Dussan, Sixto, Gustavo o Lucho. Debemos ir más allá de las personas, pero para eso sí se necesita a las personas.


Célico es uno de los profesionales más destacados en el trabajo en formativas y para eso fue contratado. Tenerlo pensando en amistosos de la selección mayor lo distrae de un objetivo más importante, reclutar, encaminar y proyectar a las reencarnaciones que estamos esperando. Seguimos pensando que los jóvenes ecuatorianos con un sueño futbolístico lo persiguen y lo logran a pesar de todas las adversidades; pero, ¿por qué tienen que pasar todas las adversidades, por qué el camino debe ser tortuoso, por qué si soy un crack no puedo tener un lugar cercano en el que me pueda probar?


El esfuerzo y sacrificio no siempre tienen que ir de la mano de las peores condiciones, los clubes y la selección deben seguir trabajando para encontrar a las joyas de fútbol ecuatoriano. Tenemos poco tiempo, no porque los partidos, copas o eliminatorias estén cerca, sino porque muchos sueños de estos muchachos se podrán quebrar antes incluso de darles forma.


Hoy, todo está mal en la FEF, todo. Tendrán que venir nuevos dirigentes (en 2019), nuevo técnico (en 2018), pero ¿y si hacemos hoy lo que está en nuestras manos? ¿si nos olvidamos por un momentito de mirar el fracaso de Rusia 2018 y en su lugar vamos a los semilleros? Allí, de seguro todo luce mejor y renacido.