Espacio carente de orden táctico y estrategia. "¡Ñeque tapa todo!" decía el 'profe' de educación física en el colegio y desde entonces la frase se quedo como principio. Hablando de fútbol desde que el nuevo siglo empezó, pero solo hablando...
Indignado 3
Triste 0
Contento 0
jueves 22 de junio 2017

“Y, ¡está jodido!”

Diego Valencia

¿Y cómo no va a estar “jodido”?


Si usted poco aparece por estos lares; cómo no va a estar así, si insiste con los mismos jugadores y las mismas fórmulas (quedó evidenciado en los últimos amistosos frente a Venezuela y El Salvador), por ende se obtienen los mismos resultados. No se nota una mejoría. Y si hay alguien que guarda una responsabilidad directa y en mayor porcentaje del potencial fracaso de la selección, es usted, Gustavo Quinteros.


En la rueda de prensa, tras la última derrota de la selección ecuatoriana en Eliminatorias, utilizó esa frase cuando le preguntaron acerca de sus próximos rivales: “y, ¡está jodido!”, respondió. Y tiene razón vamos a enfrentar a Brasil. Pero dicho con la risita esa, más ese tono tan porteño que enloquece a muchos, hasta parece simpático y menos preocupante.


En todo caso, habrá que decir que para ese tipo de contingencias, usted habría necesitado emular un poco el trabajo de Pekerman con Colombia. Un DT metódico, que le dedica el 90% de su tiempo al trabajo, al análisis tecnológico de cada uno de los jugadores de su lista, los locales y los repatriados, una extensa lista.


Si en la selección del norte un elemento está suspendido, lesionado o simplemente no pasa un buen momento, Pekerman y su equipo de trabajo (que trabaja siempre) no dudan en reemplazarlo por otro. Solo por poner un ejemplo, nunca les tembló la mano para dejar fuera a Falcao (por más “figura” que fuera) cuando no debía estar.


Acá usted se maneja de forma diferente, mucho le brinda privilegio a la “unidad del grupo”, “la salud del camerino”, pero es un grupo sin liderazgo, sin variantes y carente de un nivel aceptable para pelear por un cupo a Rusia. ¿Cómo se explica tanta insistencia con los mismos?


Usted le haría bien al fútbol ecuatoriano, si regresa a dirigir a Emelec; es su hábitat más adecuado, y está bien, no da para discutir ese tema. Me alegro que sea tan bien recibido cada vez que va al Capwell, se lo ve más allí que por la FEF.


Pekerman, entre otras cosas, es un Director Técnico de procesos, basa su estilo en tres características: “serenidad, método y trabajo duro”. Usted ha carecido de todo.


Leí un párrafo que nos permite ampliar las características de aquel ganador: “Pekerman no llegó a Colombia a enseñarle a Falcao a meter goles ni a Cuadrado a gambetear rivales, pero sí a ayudarles a manejar la ansiedad, a dominar la inseguridad que producen las malas rachas o cuando los éxitos intoxican”.


Mientras tanto usted, en momentos álgidos, se dedicó a hablar de “la interna” aparentemente con un oscuro personaje de nuestro fútbol. Mal hizo -a pesar de eso- quedarse e insistir con un proyecto del cual usted mismo se mostró como el principal antagonista, porque como recordará, “esto no va con esta gente” manifestó en la famosa grabación de WhatsApp, refiriéndose a los dirigentes, sus jefes.


Y sí, razón tiene: “jodido está”.