Periodista en Grupo El Comercio desde julio del 2006. Coordinador de www.BenditoFutbol.com y conductor de Bendito Fútbol en Radio Quito y Platinum. Licenciado en Comunicación Social y Máster en Dirección de Comunicación Empresarial. Con alma de delantero, pero con espíritu de volante de creación. Twitter: @sasty7.
Indignado 0
Triste 1
Contento 2
martes 09 de mayo 2017

Siete malas decisiones que ha tomado Liga de Quito en este 2017

Santiago Guerrero
Opinión (O)
@sasty7

Lo que le pasa en Liga de Quito no es casual, el noveno lugar en la tabla de posiciones es producto de varias malas decisiones que se han tomado en el club albo en los últimos años.


​Pero en este 2017 los problemas se han agudizado y por el momento no parece que habrá un cambio drástico para que el equipo universitario pueda regresar al camino del éxito.

Estas han sido las malas decisiones de la 'U' en este año:


1. Contratar un técnico sin experiencia
Cuando decidieron la salida de Álex Aguinaga, el discurso de los dirigentes fue que buscarían un entrenador con experiencia, que haya ganado algo a nivel nacional e internacional y que conozca el medio local. Se contradijeron en cada uno de esos requisitos. Gustavo Munúa es un técnico que recién empieza su carrera, que no ha ganado nada y que no conocía casi nada del fútbol ecuatoriano. Por más buenas intenciones que tenga, al uruguayo le está costando adaptarse, como era de esperarse.

2. No incorporar un lateral izquierdo
Desde que se fueron Paúl Ambrosi y Pervis Estupiñán, Liga de Quito no tiene un lateral zurdo de oficio. Hinchas, periodistas y obviamente los rivales se han dado cuenta de esa falencia, pero en la 'U' han hecho muy poco por cubrir un espacio que ha resultado sensible a la hora de armar el equipo en las últimas dos temporadas.


3. No fichar un arquero que pelee el puesto con Daniel Viteri
El golero Daniel Viteri merecía una oportunidad de ser titular en Liga, es verdad. El guayaquileño lleva casi una década en el club merengue y era el momento para mostrarse. Pero Viteri necesitaba un suplente que le pelee el puesto, que le haga sentirse amenazado, que incluso pueda convertirse en el arquero de LDU en el futuro. Han pasado los partidos, el rendimiento de Viteri es muy flojo y los hinchas lo señalan como uno de los responsables del momento del equipo. Sin embargo, el DT no piensa en reemplazarlo o no tiene con quién.

4. ¡Y encima dejaron ir a Cevallos!
José Gabriel Cevallos se formó en Liga desde los 12 años. Llegó con su padre y se convirtió en el arquero titular de las distintas categorías inferiores de la 'U'. Pero sorprendentemente, el arquero de la selección Sub 20 no firmó un contrato a largo plazo con Liga, a diferencia de su hermano que vestirá de blanco por un buen tiempo. En enero de este año, cuando empezó a jugarse el Sudamericano Sub 20, resultó que Cevallos ya no tenía contrato con los albos. Fue ahí cuando apareció Barcelona y se lo llevó. Liga dejó escapar a un arquero con futuro y no recibió ni un solo dólar por un jugador al que formó por largos años. ¡Autogolazo!

5. Otro año sin reemplazo para el Beto
Norberto Araujo lleva al menos dos temporadas sin jugar a buen nivel. Los años le han pasado por encima y esta temporada se está sintiendo más que nunca. Liga no ha sido capaz de formar a un jugador que pueda reemplazarlo ni de traer a un muchacho o a un refuerzo extranjero que ocupe su lugar. Horacio Salaberry llegó para jugar junto a él, pero no para sustituirlo. Hacía falta otro zaguero para que la 'U' no pase las penas defensivas que atraviesa esta temporada. Norberto Araujo seguramente es el mejor defensa extranjero que ha llegado a Liga en la historia y merece todos los reconocimientos, pero su tiempo ya pasó.


6. Mal ojo para los extranjeros
En los últimos años, Liga de Quito se ha equivocado con los refuerzos extranjeros. Lo que en otra época fue una de las principales virtudes, ha pasado a ser uno de los problemas más graves en la 'U'. Muy pocos de los foráneos han rendido en Liga en el último lustro. De los cuatro extranjeros de este 2017, solo Hernán Barcos demuestra toda su calidad en la cancha. Horacio Salaberry es un jugador promedio, Rubén Olivera tiene dificultades para jugar un partido completo y Felipe Rodríguez podría convertirse en un excelente community manager.

7. Otra vez, relegar a Cevallos
Cuando a José Francisco Cevallos hijo lo dejaron jugar con libertad (en el 2015, bajo las órdenes de Luis Zubeldía), fue el más destacado del equipo que llegó a la final del torneo. De ahí en adelante, el mediocampista ha sido manoseado por todos los entrenadores que pasaron por Liga. Cevallos ha jugado por derecha, como enganche, como doble cinco, como acompañante del delantero, por la izquierda... pero no han logrado sacarle provecho. Este año volvió a ocurrir y Munúa no descubre el mejor lugar en la cancha para un jugador que podría brillar sin problema. Es verdad que José Francisco Cevallos no es una figura destacada, pero seguramente ayudaría a resolver algunos de los infinitos inconvenientes que LDU tiene en la cancha.