Periodista en El Comercio desde 2014. Amante del fútbol desde la cuna hasta el cajón. El fútbol y el rock son la misma pasión. Twitter: @jmachadom
Indignado 1
Triste 0
Contento 5
lunes 05 de junio 2017

Carta abierta a Juan Carlos Albarracín

Jonathan Machado
Opinión (O)
@jmachadom

Una. Dos. Tres. Cuatro. Cinco veces he visto la jugada del supuesto penal que usted, señor Albarracín, sancionó a favor de Emelec en el último partido ante Fuerza Amarilla. Una. Dos. Tres. Cuatro. Cinco ocasiones miré como usted, señor Albarracín, no pitó una falta gigante dentro del área del jugador de Emelec, Carlos Moreno, sobre Mario Pineida en el Clásico del Astillero del pasado 16 de abril.


Me pregunto, cada vez que veo esas dos jugadas, si usted, señor Albarracín, esconde algún favoritismo o si busca perjudicar a algún club que no es de su simpatía. Debe saber que a esta altura del campeonato se juegan muchas cosas: premios económicos, la clasificación a una final de campeonato, la entrada a la Copa Libertadores y mucho dinero.

Usted, señor Albarracín, si no cree estar en la capacidad de dirigir un partido de campeonato nacional debería dar un paso al costado y no dañar el espectáculo del deporte más hermoso del mundo. Sus actuaciones están afectando los intereses de miles de hinchas de diferentes equipos que no logran entender cómo vio una falta adentro del área, cuando fue afuera; y cómo se hizo el de la vista gorda ante una patada en sus narices, que debió pitar y sancionar con tarjeta amarilla (o roja) al infractor.

Quedan cinco fechas para que finalice la primera etapa del campeonato nacional. Los ojos de todo el mundo estarán sobre usted, señor Albarracín. Espero que esa presión no le haga cometer errores y horrores a favor de unos y en perjuicio de otros, como ya lo ha hecho en algunas ocasiones y que se los ha podido ver en las transmisiones televisivas.

Sería bueno, señor Albarracín, que se prepare de mejor forma y esté concentrado al cien por ciento en cada minuto del partido que se le asigne, si es que merece que lo tomen en cuenta en la próxima fecha. Asumo que en su cabeza no estará la idea de inventarse penales otra vez, ni de no sancionarlos cuando existan. Por el bien del fútbol, le pido que haga su mayor esfuerzo en estos últimos encuentros para que se mantenga en el arbitraje profesional sin las polémicas que ya está generando cada vez que está en una cancha.