Periodista, relator, anchor de televisión en Televicentro - El comercio TV. Conductor de Bendito Fútbol en Radio Quito y Platinum. Director y conductor de @TAdicionalEc. Puedes seguirme en Twitter: @FPHidalgo.
Indignado 1
Triste 0
Contento 3
lunes 31 de julio 2017

La decadencia del fútbol capitalino

Fredy Hidalgo
Opinión (O)
Twitter: @FPHidalgo

Desde el 2011, cuando Deportivo Quito se proclamó campeón del fútbol ecuatoriano, el balompié capitalino no ha podido levantar un trofeo. Las causas son numerosas, con distintos datos para la ecuación que genera el mismo resultado: cero protagonismos del fútbol de Quito.


El balompié de la capital cuenta con seis equipos ‘tradicionales’, Liga de Quito, El Nacional, Universidad Católica, Aucas, América y Deportivo Quito, de los cuales solo tres instituciones militan en la serie de privilegio de nuestro fútbol.

A lo largo de la historia siempre la capital ha tenido dignos representantes, obteniendo títulos nacionales e internacionales, llenando los principales escenarios del país, pero en estos últimos cinco años se ha notado una decadencia total de los equipos de la ‘Carita de Dios’, conformándonos con el segundo lugar de los ‘azucenas’ en el 2015.


No solo no han ganado títulos, sino que ya no son protagonistas. Deportivo Quito un equipo quebrado, que para seguir con vida debe conformarse con participar en la primera ronda de la segunda categoría. El América milita desde esta temporada (2017) en la Serie B donde pelea por no descender; con un promedio de cien hinchas por partido, el equipo “cebollita”, no tiene mayor incidencia.

Aucas dejó de ser el ‘Ídolo’ tras resurgir desde la segunda categoría, pues no ha podido mantener su grandeza; ahora solo es una sombra de aquella institución que por su popularidad también se ganó el apelativo de ‘Papá’.

Universidad Católica emprendió un proyecto deportivo interesante, vendiendo y promoviendo jóvenes figuras, inclusive permitiéndole participar al ‘Trencito Azul’ en varias ediciones de la Copa Sudamericana. Pero quedó ahí, sin trascender y no ha podido dar ese paso distintivo que lo ponga en la ‘lead’ de nuestro fútbol.


El Nacional en los últimos años dejó de ser la ‘Máquina Gris’ y se convirtió en el Nachito, con todas sus gestas gloriosas y victoriosas solo en los recuerdos y añoranzas de sus hinchas, con un plantel limitado, que por suerte cuentan con Eduardo Favaro que con poco hace mucho. Y ese mucho es suficiente para mantenerse en la Serie A y por ahí llegar a un torneo internacional, claro siempre y cuando la fortuna los acompañe.

Liga de Quito se ha convertido en la única esperanza del resurgimiento del fútbol de la capital, a pesar de las reiteradas equivocaciones dirigenciales, como la del inicio de la temporada en que desperdiciaron un semestre soportando la negligencia de Gustavo Munúa, que dejó al equipo universitario en la zona de descenso.


Con la llegada de Pablo Repetto y un par de refuerzos, los ‘albos’ sueñan con retornar a la pelea por el título, aunque están sumamente lejos de convertirse en ese equipo glorioso que alcanzó su reconocimiento a nivel internacional.

El desencanto del aficionado se nota fecha tras fecha con la poca asistencia a los estadios, y tal vez los hinchas tengan razón, no hay resultados, mucho menos espectáculo, solo partidos apáticos, en esta decadencia del fútbol capitalino.