Periodista, relator, anchor de televisión en Televicentro - El comercio TV. Conductor de Bendito Fútbol en Radio Quito y Platinum. Director y conductor de @TAdicionalEc. Puedes seguirme en Twitter: @FPHidalgo.
Indignado 0
Triste 0
Contento 0
viernes 27 de enero 2017

"Es un placer volver a verte" Campeonato nacional

Fredy Hidalgo

La espera terminó y este domingo 29 de enero se dará el punta pie inicial del campeonato ecuatoriano de fútbol temporada 2017. Los hinchas se llenan de ilusión, los fanáticos se desbordan de expectativas, pero... ¿el campeonato nacional nos invita a vivir esas sensaciones?


Después de un congreso ordinario “habitual”, seguimos en la superficialidad y no arreglamos nuestro balompié de manera profunda. Continúa la crisis económica latente, con el círculo vicioso de los derechos de televisión que no son cancelados en su totalidad, y los equipos hacen malabares para poder formar sus planteles, e intentar que sean competitivos.


En esta danza de nombres, que inclusive se convierten en verdaderas telenovelas, la mayoría de los equipos de la serie “A” cerraron su libro de pases, y se muestra que el poder adquisitivo de los equipos grandes saca ventajas. Barcelona -el “popular”- sigue dando clases de marketing al explotar su marca. Además, como regalo por el día de reyes atrasado, le obsequiaron una nacionalización para tener otro cupo más para un extranjero. Emelec -“el millonario”- sigue comprando lo que desea, como dice su apelativo y nadie duda que es candidato para pelear el título, pero en lo internacional tiene una cuenta pendiente al igual que su tradicional rival.

Después de la hegemonía guayaquileña de los últimos años, Liga de Quito “El Rey de Copas” quiere acordarse del porqué de su apodo, después de varias campañas desastrosas. De la mano de un “pirata” quieren zarpar hacia la gloria.

Independiente del Valle, El Nacional y Universidad Católica desean que sus proyectos deportivos den frutos en el torneo.

El resto de instituciones se suben a esa nube de utopía, en esa que nadie les puede impedir soñar, en esa que solo el fútbol puede convertir en realidad, para que toquen el cielo con las manos y se bañen con el champán de la gloria.

Y claro que el campeonato nos invita a vivir estas y muchas más sensaciones, porque a pesar de los problemas, y que parece que los guiones están repartidos y el final casi anunciado, siempre existe esa dosis fortuita que hace que las sorpresas existan y que la frase trillada “cualquier cosa puede pasar” tome fuerza. Así que es un placer volver a verte campeonato.