Espacio carente de orden táctico y estrategia. "¡Ñeque tapa todo!" decía el 'profe' de educación física en el colegio y desde entonces la frase se quedo como principio. Hablando de fútbol desde que el nuevo siglo empezó, pero solo hablando...
Indignado 1
Triste 1
Contento 0
miércoles 01 de marzo 2017

¿Y los candidatos para la FEF?

Diego Valencia

¡Tiempo de elecciones! Debo confesar que me apasiona el tema político. Opinar nunca estará demás desde una posición más allá de la de comunicador… El tiempo sirvió además para preguntarme ¿y las elecciones de la Federación Ecuatoriana de Fútbol? ¿Sus potenciales candidatos?


Ese panorama está más jodido y nada “polarizado”; el hecho que no exista una “oposición” a la administración del fútbol nacional resulta bastante crítico. Lo que sucedió tras “la renuncia” de Chiriboga simplemente fue una sucesión con los mismos personajes que lo rodearon y acompañaron durante años.

Lo más complicado dentro de este escenario político-deportivo en el órgano matriz del fútbol nacional, es la falta de cuadros para suceder a Carlos Villacís cuando culmine su período. ¿Será que se lanza a la relección como candidato único, de “consenso”?

El potencial candidato de la tibia reacción que en su momento lideró Esteban Paz, era quien presidía el club River Ecuador, Mario Canessa. En el camino, el dirigente costeño “se bajó de la camioneta” y en sus radios hasta trasmitió la Copa América de ese entonces, evidenciando las buenas relaciones que de un día para el otro, retomó con el polémico Chiriboga.

Su reemplazante en la candidatura, Jaime Estrada, fracasó en el intento. El mismo manabita dijo en aquel entonces, que era como si “un tigre se enfrentara a un burro amarrado” en referencia a lo complicado que era ganarle al candidato-presidente que terminó barriendo en aquella elección.

El mismo Esteban Paz ha dicho que no le interesa asumir ese rol dirigencial y dentro de la misma Liga de Quito, alguien que podría tener esa responsabilidad por su capacidad y dominio de los reglamentos, Patricio Torres, no se muestra animado ni guarda el auspicio –al menos por el momento- de la dirigencia del cuadro albo para ir al frente.

A José Francisco Cevallos, quien se ha mostrado en más de una ocasión interesado para llegar a presidir la FEF y que guarda un gran patrimonio de credibilidad y trabajo, aún le quedan 3 años más al mando del “ídolo”. Las elecciones de la institución que regenta el deporte más popular en el país serán en dos años.

Seguimos revisando el panorama de posibilidades… Y empiezan a sonar los grillos amenazantes que rompen el silencio… Y las opciones llegan hasta allí.

Así, como la evolución del fútbol exige que los deportistas sean más profesionales, y en efecto lo han hecho en su mayoría, es de un valor superlativo y urgente que sus dirigentes empiecen a forjar una escuela para nuevos cuadros, potenciales referentes de renovación, ideas, creatividad y trabajo; al final, son ellos quienes llevan la batuta del deporte más importante del planeta, y que al parecer en nuestro medio, no guarda la preponderancia que merece esa responsabilidad.