Periodista, relator, anchor de televisión en Televicentro - El comercio TV. Conductor de Bendito Fútbol en Radio Quito y Platinum. Director y conductor de @TAdicionalEc. Puedes seguirme en Twitter: @FPHidalgo.
Indignado 2
Triste 0
Contento 4
lunes 24 de abril 2017

La Copa Libertadores es la obsesión del “popular”

Fredy Hidalgo
Opinión

Al igual que una historia de amor no correspondido, Barcelona durante su gloriosa historia ha coqueteado para obtener la tan anhelada Copa Libertadores, sin resultados positivos.


Cada vez que los “toreros” participan en el torneo más prestigioso de nuestro continente, las ilusiones se renuevan, y el sueño de tener la copa en sus vitrinas toma fuerza para quienes se encuentran identificados con el equipo “amarillo”.

En dos ocasiones, el “ídolo” se quedó a las puertas del cielo, donde Olimpia de Paraguay en 1990 y Vasco da Gama de Brasil en 1998, convirtieron en pesadilla el sueño “canario”, y para ahondar con su obsesión, en el 2008 Liga de Quito, se convirtió en el primer equipo ecuatoriano en ganar dicho torneo.

El arranque vertiginoso del equipo de Guillermo Almada, obteniendo dos victorias consecutivas, ante el vigente campeón Atlético Nacional en casa, y a Estudiantes de la Plata de la “brujita” Verón en Argentina, sumado al empate de local con el siempre difícil Botafogo, lo deja cerca de conseguir la clasificación a la siguiente ronda, y con ello la ilusión a flor de piel.
Pero… ¿Barcelona tiene cualidades futbolísticas para pelear por el título copero? Definitivamente si.

El último Campeón ecuatoriano, cuenta con una estabilidad económica, comandados dirigencialmente por dos glorias del club, como José Francisco Cevallos y Carlos Alfaro Moreno, con un plantel de mucha experiencia calidad y jerarquía, además de una hinchada seguidora, que se hace sentir cuando su equipo juega en condición de local. Barcelona es uno de los grandes del continente, y posee todas las características como para alcanzar la gloria.

Y así como el verdadero romance, la obsesión implica que el amor se vuelve insaciable, este 2017 puede ser el año tan anhelado para el “popular”.