Periodista con 11 años de experiencia que admira al fútbol y todo lo que este apasionante mundo envuelve. Licenciado en Comunicación Social, formado en diario El Comercio por grandes editores y con trayectoria en otros medios como diario Hoy, TV Hoy y Grupo Radial Delgado. Twitter: @Fabychocolate
Indignado 0
Triste 0
Contento 2
lunes 11 de diciembre 2017

¿Quién dice que Barcelona fracasó este año?

Fabián Alarcón
Opinión (O)
Twitter: @fabychocolate

El 2017 que terminó para Barcelona S.C. tuvo fracasos deportivos, pero están debidamente sustentados y así se traducen en éxitos. ¿Por qué? ¿Se imaginan el plantel que pudo armar el equipo canario con los millones de dólares que debió pagar en estos dos últimos años por las malas administraciones anteriores?


Este año, la directiva encabezada por José Francisco Cevallos canceló deudas como las de Boca Juniors y Rolando Zárate, que juntas superaban los USD 2,5 millones. ¿Se han puesto a pensar, cómo hubiera invertido el club en su plantel todo ese dinero?

Barcelona SC, además de ser un animador de la Copa Libertadores, llegando a semifinales ante planteles infinitamente superiores en sus presupuestos, también peleó entre los equipos de la parte alta de la tabla de posiciones del torneo local. Quedó fuera de la Copa Libertadores 2018 ciertamente por haber perdido puntos en la cancha, pero también por los seis que le restó la FIFA justamente por sus deudas.

Es público, dicho por el vicepresidente financiero de la institución amarilla, Juan Alfredo Cuentas, que Barcelona S.C. produce anualmente en promedio USD 18 millones, lo que ningún otro equipo. Pero lamentablemente para Cevallos y compañía (que no son millonarios empresarios), debieron repartir esos ingresos en estos dos años de mandato pagando cerca de USD 10 millones en deudas, de los más de 30 millones que tenía.


Entonces, vale recalcar que el club logró un título nacional en el 2016 y cumplió una interesante Copa Copa Libertadores en este 2017, siempre con esa limitación de por medio. En este último caso, sus rivales hasta pudieron reforzar sus nóminas con jugadores que militaban en Europa.
Entonces, hay que insistir en la interrogante: ¿Qué hubiera pasado si el cuadro porteño hubiera podido invertir su dinero en su campaña y no en deudas?

La misma pregunta proyectada al futuro es: ¿Se imaginan cómo será el cuadro canario en cuanto a nómina cuando tenga el poder adquisitivo por todos los millones que produce cuando ya no tenga deudas que honrar? Por este camino avanza el club y su directivos e hinchas deberán llenarse de paciencia, porque el próximo año ya no tendrá 30 millones, sino 20, con lo cual podrá quizás invertir un poco más en mejores contrataciones.

Esto, sumado al hecho de que el club consolidó jóvenes talentosos como Xaviero Arreaga, Darío Aimar, Beder Caicedo, Richard Calderón y Pedro Pablo Velasco, y proyectó otros como Félix Torres y Anthony Bedoya.

Sin duda, este año fue de frustraciones en la cancha, pero también de triunfos en lo administrativo, porque hasta antes de Cevallos, Barcelona S.C. apenas ganó un título en 14 años y solo acumuló deudas, alejando al equipo del protagonismo que hoy recuperó, aunque el título no se le dio.